top of page

Tráfico de animales silvestres: Una amenaza para la biodiversidad y la seguridad global

Cuando nos referimos al tráfico de animales silvestres, consideramos que el mismo es un delito complejo y que además involucra a una gran variedad de actores, incluidos cazadores furtivos, traficantes, intermediarios, corredores de dinero y compradores finales. Desde una perspectiva criminológica, el tráfico de animales silvestres puede ser visto como un delito transnacional que tiene un impacto significativo en la seguridad y la justicia, así como en la conservación de la fauna silvestre.


Costa Rica es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo, pero también es uno de los lugares donde el tráfico de animales silvestres es una preocupación importante. La fauna silvestre de Costa Rica incluye especies como el jaguar, el mono aullador, el tucán, el cocodrilo, entre otros, que son objeto de caza furtiva y comercio ilegal. Por otra parte, el tráfico de animales silvestres dentro del país, es impulsado principalmente por el mercado internacional, especialmente en países de Asia, Europa y América del Norte, donde se valora la fauna exótica como mascotas, adornos, alimentos, medicinas y productos de belleza.


Convirtiéndose el tráfico de animales silvestres en un problema cada vez más grave en todo el mundo, ya que se estima que es una de las actividades ilegales más lucrativas después del narcotráfico y el comercio de armas. Según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), el comercio ilegal de animales silvestres genera alrededor de $20 mil millones de dólares al año en todo el mundo.


Esta problemática no solo tiene consecuencias ambientales y de conservación, sino que también tiene graves consecuencias en torno a la seguridad de cada país ya que este comercio ilegal está controlado por organizaciones criminales transnacionales que operan en todo el mundo y utilizan métodos sofisticados para eludir a las autoridades y obtener ganancias económicas significativas.


Por otra parte, la demanda de animales silvestres está impulsada por varios factores, como la caza furtiva y el comercio ilegal de animales silvestres han llevado a la disminución de las poblaciones de muchas especies, algunas de las cuales están en peligro de extinción. Además, el tráfico de animales silvestres puede alterar los ecosistemas naturales y afectar negativamente la cadena alimentaria, sin dejar de lado, las graves consecuencias para la conservación de la fauna silvestre y la biodiversidad.


El gobierno de Costa Rica ha implementado medidas para combatir el tráfico de animales silvestres, incluyendo la creación de leyes y políticas más estrictas, la mejora de la capacidad de aplicación de la ley y la educación y sensibilización pública. Sin embargo, aún hay desafíos en la lucha contra el tráfico de animales silvestres; la corrupción y la falta de recursos son obstáculos que deben superarse para mejorar la aplicación efectiva de la ley. Además, la demanda internacional sigue siendo un factor importante en el comercio ilegal de animales silvestres.


La lucha contra el tráfico de animales silvestres requiere una respuesta global y multidisciplinaria que involucre a organizaciones internacionales, gobiernos nacionales, agencias de aplicación de la ley y la sociedad civil. Las autoridades deben trabajar juntas para establecer leyes y políticas más estrictas para combatir el comercio ilegal de animales silvestres, mejorar la coordinación internacional y regional y aumentar la capacidad de aplicación de la ley. Además, es importante abordar las causas subyacentes del tráfico de animales silvestres, como la pobreza, la falta de oportunidades económicas y la falta de conciencia sobre los peligros del comercio de animales silvestres.


Esto puede lograrse mediante la educación y la sensibilización pública, la promoción de alternativas económicas sostenibles y la colaboración con comunidades locales para promover la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales. Es importante seguir trabajando en la prevención y la lucha contra el tráfico de animales silvestres en Costa Rica y en todo el mundo. La protección de la fauna silvestre no solo es importante desde una perspectiva ambiental, sino que también es esencial para la salud humana, la seguridad y la justicia.

109 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page