top of page

Incidencia criminal varía en la Región de Occidente de Costa Rica

Según datos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la Región de Occidente registra un aumento en la incidencia criminal. Esta región, para efectos de la Delegación del OIJ en San Ramón, abarca los sectores de Zarcero, Palmares, Naranjo, Sarchí, Grecia y San Ramón. Lo anterior se desprende de la conferencia de prensa realizada en días pasados a Juan Pablo Calvo, Jefe Regional de esa delegación.


Además del aumento de delitos, como homicidios dolosos, también hay un cambio en el móvil, por ejemplo en años anteriores, Calvo indica que los homicidios se daban por problemas vecinales, riñas o discusiones en un bar, pero que actualmente alrededor del 50% son por ajustes de cuenta relacionados al crimen organizado. No obstante, hay un alto porcentaje de resolución de casos, en el 2018 se resolvieron alrededor del 85% de los homicidios.


Pero ¿cuáles son las causas de este aumento? El fenómeno no es nuevo y es conocido como desplazamiento del delito, que también explica por qué ha aumentado la criminalidad en el país. La guerra contra el crimen organizado que se vive desde hace décadas en otros países de la región centroamericana, provocó que grupos criminales buscaran otros lugares para continuar con sus actividades, y encontraron en Costa Rica tierra fértil para ello.


Durante el 2018, las autoridades del Ministerio de Seguridad Pública (MSP) realizaron varios esfuerzos para controlar el aumento de los homicidios y mediante los megaoperativos comenzaron a intervenir sitios conflictivos donde se reportaba mayor incidencia delictiva. Esto ha provocado que la delincuencia comience a buscar otras zonas, y como puede desprenderse de los datos suministrados por el mismo OIJ, las áreas rurales como las del sector occidente parecen ser ahora propensas a esta incidencia, lo que de hecho ya era percibido por la población quienes en años anteriores han buscado hacer algo al respecto.



Otros factores que atraen a los delincuentes, es la facilidad que tienen para trasladarse de un lugar a otro, aprovechando los amplios terrenos que hay en estos sectores, y una menor presencia policial como la hay en zonas urbanas. A esto se le debe agregar la poca malicia de los pobladores que no están acostumbrados a estos delitos y se convierten en objetivos fáciles de manipular o engañar.


Para las autoridades esto no es sorpresivo, el análisis criminal que utiliza el MSP para realizar los operativos se revisa semanalmente y contempla cualquier cambio de modalidad o de sector, por lo que no se descarta que próximamente se realicen más esfuerzos en otras regiones afectadas por la delincuencia.

Acá puede ver las declaraciones completas por parte del OIJ:


4 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page